Beneficios del programa de inmersión en español

Estudios recientes demuestran que existen ciertos momentos en la vida que son más propicios para el aprendizaje de nuevas habilidades. Hay pruebas sólidas que señalan la etapa anterior a los cinco años de edad como la más favorable para adquirir un idioma extranjero.

Los niños pequeños adquieren el idioma con mayor fluidez que los niños más grandes o que los adultos. Algunos de los beneficios que aporta aprender un segundo idioma a temprana edad son los siguientes:

  • Mejora el desempeño académico y lingüístico en ambos idiomas
  • Otorga ventajas cognitivas —fortalece físicamente el desarrollo del cerebro
  • Aumenta las oportunidades profesionales y sociales
  • Amplía la visión del mundo
  • Estadísticamente se ve reflejado en mejores calificaciones en los exámenes SAT de ingreso a la universidad
  • Se refleja en una mayor asistencia a escuelas terciarias y universidades
  • Intensifica la capacidad lingüística en inglés
  • Mejora para toda la vida las aptitudes para el aprendizaje

De hecho, al estimular la formación de nuevas conexiones neuronales en los cerebros de los niños pequeños, afianza su "cimiento” intelectual y su futuro éxito académico.

Numerosas investigaciones han demostrado que además de en un mayor aprecio por otras culturas, el aprendizaje de un segundo idioma también se refleja en ventajas académicas y de desarrollo. Considere las siguientes conclusiones acerca de los beneficios cognitivos:

  • Los beneficios de aprender un segundo idioma incluyen un mejor desempeño escolar y una mayor capacidad para la resolución de problemas
  • Los alumnos que presentan 4 o más años de estudio de un idioma extranjero demostraron obtener mejores calificaciones en las porciones del SAT correspondientes a matemática y comunicación verbal
  • Los estudiantes que en la escuela secundaria participaron en programas "rigurosos” de por lo menos 3 años de estudio de un idioma extranjero aumentaron las probabilidades de obtener mejores calificaciones en la Universidad y disminuyeron sus probabilidades de abandonar los estudios
  • El aprendizaje de otro idioma puede reforzar el conocimiento de la estructura y vocabulario del inglés
  • A los estudiantes de idiomas extranjeros probablemente se les presenten mejores oportunidades profesionales

"El aprendizaje de otros idiomas modifica la materia gris –el área del cerebro que procesa la información—del mismo modo que la actividad física desarrolla los músculos. Es probable que las personas que aprenden un segundo idioma temprano en la vida presenten un mayor desarrollo de la materia gris que aquellos que aprenden el idioma más tarde”.

Para informarse mejor sobre este tema, lea el siguiente artículo: Being Bilingual Boosts Brain Power. BBC News, October 2004

Un beneficio lingüístico clave que resulta del aprendizaje de idiomas a temprana edad es que se adquiere la habilidad de poder hablarlo como un nativo:

"La exposición temprana a los idiomas es la mejor manera de asegurarse que un niño adquiera una fluidez total, equiparable a la de un nativo, sin acento ni errores gramaticales”.

(Start Early to Help Your Child Become Bilingual, Pediatrics for Parents, Vol. 20, Iss.10, 2009)

Aprender un segundo idioma también conduce a:

  • Mejorar las habilidades lingüísticas en inglés, así como a adquirir conocimientos metalingüísticos, lo cual afecta de manera positiva el aprendizaje de la lectura en cualquier idioma agilizando la capacidad de decodificación
  • Facilitar el aprendizaje de otros idiomas

Los padres que envían a sus hijos a "Bambini” los preparan para que se desempeñen con éxito en el mundo multicultural y multilingüe del siglo veintiuno.

¿Por qué inmersión?

  • El programa de inmersión completa saca ventaja de la habilidad única que poseen los niños para absorber naturalmente el idioma extranjero, de la misma manera que absorbieron el inglés.
  • En el marco de la inmersión completa, los niños aprenden un segundo idioma sin necesidad de traducir.
  • El momento más propicio para incorporar otro idioma, cuando el cerebro se halla programado para aprender idiomas naturalmente, se presenta desde el nacimiento hasta aproximadamente la adolescencia.
  • Nuestros docentes nativos utilizan el español durante toda la jornada escolar para aprovechar la habilidad que tienen los niños pequeños de imitar los acentos nativos a la perfección.
  • Para facilitar la comprensión recurrimos a elementos visuales brillantes y nítidos, a la gesticulación dinámica, a la mímica, a expresiones faciales vivaces y a la dramatización, en un medio 100% de inmersión en el idioma.
  • Estimulamos a los niños para que utilicen activamente el idioma extranjero en el transcurso de cada sesión.
  • Les ofrecemos pistas lingüísticas consecuentes, preguntas y respuestas modelo y estimulamos repeticiones en grupo a fin de ayudar a los niños a que utilicen el nuevo idioma.
  • Utilizamos un sistema de entonación rítmica destinado a promover la retención y producción de palabras nuevas y estructuras lingüísticas primarias.
  • Empleamos frases clave —simples, bien articuladas, consecuentes— a fin de promover la comprensión y la expresión verbal.
  • El trabajo en grupos pequeños favorece el aprendizaje individual; nuestras maestras estimulan a los niños para que cada uno desarrolle a su ritmo la comprensión, la expresión oral básica y el avance en el discurso espontáneo.
  • En un entorno en el que conviven varios niveles de aprendizaje, los alumnos nuevos aprenden de sus pares, mientras que los niños más experimentados refuerzan su autoestima y desarrollan capacidades de liderazgo a la vez que incorporan conocimientos más avanzados.

¿Cómo funciona el programa?

El programa de "Bambini” expone a los niños al español mediante frases, oraciones simples y estructuras clave. Creemos que cuando se enseñanza un idioma a los niños es necesario extenderse más allá del aprendizaje de simples listas de vocabulario, al de un lenguaje funcional. El objetivo deseado es otorgarles a los niños las herramientas para que puedan expresarse de forma simple en otro idioma.

Enseñar el idioma en fragmentos funcionales, tales como, "Mi nombre es____,” o "Yo quiero______” les permite a los niños asimilar y comunicar el significado global antes de fraccionar el lenguaje en elementos gramaticales separados. Investigaciones lingüísticas demuestran que los niños retienen y capturan mejor el lenguaje mediante fragmentos, más que a través de palabras individuales; este acercamiento les permite comunicarse más plenamente, en menor tiempo.

Algunos de los componentes esenciales que utilizamos como parte de nuestro programa son:

Fragmentos lingüísticos: equipamos a los niños de inmediato con un lenguaje funcional consistente en frases clave y fragmentos lingüísticos en vez de simples listas de vocabulario

Idioma contextualizado: utilizamos un lenguaje pausado, bien articulado, y frases consecuentes que faciliten la comprensión

Ritmo: establecemos frases y estructuras clave rimadas como herramienta de retención y producción

Repetición: repetimos frases y estructuras clave para reforzar la atención

Empleo constante del lenguaje: optimizamos el tiempo de exposición al idioma generando la mayor cantidad de aportes posible

Estímulo positivo: recompensamos a los niños estimulándolos en cada nivel de participación y habilidad a fin de promover una actitud positiva, de "sí puedo”, hacia el aprendizaje del idioma

Contact

Phone:202-737-5454

E: info@bambinicdc.com
F: 202-737-4646

900 Massachusetts Ave. NW,
Washington DC 20001

© 2017 Bambini Play & Learn. All rights reserved
Websites for Daycares